La piel cuando nacemos se convierte en la principal protección del bebé frente al ambiente externo, por lo que hay que mimarla y cuidarla. Además,  dicen que la función de la piel como capa protectora no se desarrolla del todo hasta cumplir los cinco años de edad, por eso es sumamente importante protegerla y cuidarla desde el primer momento, y no cargarla con sustancias sintéticas o perfumes artificiales.

 

La piel de la benjamina de la casa desde el primer mes de vida, ya nos mostró que era muy delicada. Siempre habíamos usado diferentes productos de farmacia y recomendados, pero podemos asegurar a día de hoy que la gama de productos de WELEDA es la que mejor que hemos probado y la que mejor nos va.

¿Cuáles con los productos qué he usado en casa para mimar la piel de mi pequeña y sus efectos beneficiosos?

Caléndula crema facial: Sus funciones principalmente son las de cuidar e hidratar la piel pero además protege contra el frío o calor.

Caléndula Crema pañal: Protege la piel contra la irradiación y la humedad. Calma y regenera la epidermis enrojecida e irritada. Anita en muchas ocasiones ha mostrado reacción a algunas cremas de pañal pero con la crema de WELEDA estamos felices.

Caléndula Leche corporal: Hidrata, suaviza y favorece las funciones naturales de la piel de nuestros pequeños.

Caléndula champú y gel de ducha: Me encantó tener 2 en 1 para agilizar el baño de mi pequeña porque no le gusta mucho el momento del chapuzón. Anita es muy delicada con los ojos y este champú no irrita los ojos. Otra cosa que me gustó mucho es que tiene un PH adecuado a su piel, es muy tolerante y bueno tanto para pieles atópicas como delicadas.

Aunque la gama de productos de WELEDA la escogimos pensando en la pequeña, sus hermanos disfrutan usándolos y aplicándoselos a Anita. Espero que os guste y os sirva de ayuda para la piel de vuestros pequeños.

GRACIAS UN DÍA MÁS POR ESTAR CON NOSOTROS Y ACOMPAÑARNOS EN NUESTRA AVENTURA DIARIA.