verde que te quiero verde

Con el nuevo año 2017 decimos hola a muchas cosas nuevas, propósitos, ilusiones, proyectos… Por eso queríamos empezar el primer post de decoración del blog y del año con el color del 2017, que es el Pantone “Greenery”. Cada año Pantone saca a la luz el que será el color por excelencia de ese año. Quizás no lo sabías, pero se cumple! En 2015 fue el famoso “Marsala”, y en 2016 el rosa cuarzo, y haced memoria ¿no usasteis muchísimo esos colores esos años? Pues avisadas que el verde “Greenery” será el protagonista de este 2017.

Aunque parece un color mucho más atrevido y fuerte que sus antecesores creo que va a darnos mucha alegría. Por eso hemos querido preparar este post, para inspiraros y daros ideas de cómo podemos usar ese color en decoración, y más aún en el cuarto de los peques. Espero que os den ganas de empezar a incluir este color en vuestras casas.

La misma definición de Greenery ya nos sirve: “Plantas que hacen más atractivo un lugar”. ¿Qué mejor que usar plantas para dar alegría a una estancia? (Cómo propósito de este año es tener más plantas naturales y cuidarlas).

Hacer un centro de mesa con ramas verdes y botes de cristal me parece una idea muy bonita y fácil de hacer por uno mismo.

Vamos a empezar a lo grande, las paredes. El papel pintado está en tendencia y cada vez son más los sitios donde podemos encontrarlos. Además las habitaciones infantiles son la mejor estancia para ponerlos , son las habitaciones más alegres de la casa y cómo sabes que acabarás cambiándolas no te cansas de la misma decoración.

Los papeles de rayas verticales son un clásico que no falla, a mi me encantan (en el cuarto de mi hija Ana lo pusimos).

Y para las más atrevidas un papel pintado así de divertido y con un estampado XL.

Otra idea sería pintar una parte de la pared a modo de zócalo. Éste además es de pintura de pizarra para que puedan pintar los niños, a mí me parece genial!

La forma más fácil y económica siempre será cambiando elementos que sean fáciles de cambiar, como es en el textil: ropa de cama, cojines, alfombras, etc.

En pequeños muebles como sillas, objetos decorativos, lámparas, estanterías… darán pequeños toques de luz y color sobre todo si el resto es más neutro.

Y por último, ¿porqué no hacer un DIY con los niños? Con folios y cartulinas verdes de distintos tonos deja que ellos mismos creen un pequeño mural para su cuarto, será su obra de arte!

Fotos de Pinterest y elmueble